Es importante que cuando decidas alquilar un vehículo, lo hagas considerando que el prestador de servicios debe estar registrado ante la procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en cuyo contrato se señalen las penas a las que se harán acreedores ambas partes en caso de no cumplir con sus obligaciones.

Una vez que recibas la unidad, constata las condiciones mecánicas y de carrocería en las que se encuentra. Fíjate también del kilometraje, los niveles de aceite y gasolina, así como si tienen algún accesorio o refacción. No dejes de lado la documentación, esta debe estar completa.

Considera qué te conviene más, si rentarlo por día, semana o mes; de acuerdo con tus necesidades. Si te solicitan un anticipo, deben entregarte un recibo que incluya datos como la razón social, el nombre de la empresa, la fecha, el importe y la firma de quien recibe.

En caso de que tengas un accidente, lo más recomendable es llamar a la arrendadora. Pide un número telefónico en donde te puedan atender de manera inmediata. También pregunta si cuentan con un seguro y qué tipo de cobertura tiene.

¿Vas a salir de viaje y no quieres depender del transporte público? No te preocupes, si lo que necesitas es contar con un auto que te permita realizar tus rutas de acuerdo con tus tiempos, lo encontrarás en Alquimoby Car Rental.